5 marcas populares que realmente utilizan la infraestructura de la banca como servicio

Larissa Lewis 4 de mayo de 2021 Banca

baas-apple

La banca como servicio (BaaS) es una forma muy atractiva para que las marcas no bancarias ofrezcan servicios financieros sin invertir en la costosa infraestructura de un banco real. Prácticamente cualquier marca o negocio -empresas tecnológicas, minoristas, incluso empresas de viajes compartidos- puede asociarse con un banco tradicional para ofrecer préstamos, movimientos de dinero, cuentas bancarias y otros productos financieros a sus clientes. 

Para empezar, ¿cuáles son los beneficios del BaaS para una marca? 

Las marcas firman con un socio bancario para que sirva de columna vertebral financiera de un producto centrado en el dinero, como las herramientas de inversión o de banca móvil. En muchos casos, las marcas utilizan BaaS para superar una objeción obstinada del cliente y eliminar los obstáculos del proceso de cierre de la venta. 

Piense en los primeros tiempos de la tarjeta de crédito. Los grandes almacenes pensaban en formas de animar a los compradores a gastar más dinero. Incluso con una buena combinación de productos, una buena publicidad y un buen aparcamiento, hay un obstáculo práctico para que un cliente pueda comprar: el dinero que tiene en el bolsillo. 

¿Cómo superaron los grandes almacenes esta objeción? Ofreciendo el primer sistema de "compre ahora y pague después" a principios del siglo XX. Presentando una ficha única en la caja, los clientes podían aplazar los pagos hasta final de mes. La cantidad que podían comprar ya no estaba limitada por la profundidad de su bolsillo. 

¿El problema? Con el trabajo añadido llegó la agotadora realidad de perseguir los pagos al final del plazo y hacer flotar el negocio hasta que los clientes pudieran pagar su factura. En 1958, J.C. Penney se convirtió en uno de los primeros minoristas en ofrecer su propio plástico, asociándose con un banco para gestionar la parte financiera de la transacción. El minorista conseguiría más clientes ofreciendo opciones de pago flexibles en las grandes compras, mientras que el banco se encargaría del trabajo pesado de cumplir con la normativa, financiar y mantener los balances. 

Desde el punto de vista del usuario, es un cliente de la marca de cara al público. Pero, invisiblemente, entre bastidores, un socio bancario como Green Dot, Goldman Sachs o Bancorp maneja el dinero. Si avanzamos hasta ahora, no son sólo los grandes almacenes los que se benefician del sistema BaaS. 

Al pagar por el acceso a la infraestructura financiera de un banco tradicional mediante API, las marcas tecnológicas pueden ampliar su base de clientes, eliminar los obstáculos que ralentizan el recorrido del cliente u ofrecer funciones especializadas que los bancos de consumo no pueden ofrecer. ¿Cómo aprovechan las marcas más innovadoras el BaaS para que sirva de base a su creciente conjunto de productos financieros? 

1. Varo

Mientras que Varo fue la primera fintech en convertirse en un banco en julio de 2020, empezó por integrar los servicios de Bancorp para impulsar su plataforma bancaria totalmente móvil. ¿Su mercado objetivo? El uno de cada cinco estadounidenses que nunca ha establecido un perfil de crédito. Varo recibió con los brazos abiertos a los clientes "invisibles al crédito", a los que los modelos tradicionales habían rechazado agresivamente.

Barreras como las comprobaciones de crédito y las comisiones exorbitantes pasaron a ser cosa del pasado con neobancos como Varo. Este banco en línea ofrece las mismas -si no más- funcionalidades para los clientes que suelen quedar fuera del panorama bancario, y las ventajas son muy atractivas. Los clientes pueden mejorar su crédito, hacer crecer su dinero, aprender sobre finanzas, cobrar antes y redondear los cargos en cuentas de inversión. 

2. Wealthfront

Las empresas de tecnología financiera han liderado la tarea de dar rienda suelta a poderosas oportunidades de inversión que normalmente se encontraban a puerta cerrada para los clientes adinerados. La alfombra roja para un futuro financieramente seguro es Wealthfrontun servicio de gestión de efectivo que toma prestada la infraestructura financiera de una serie de socios bancarios como GreenDot.

Andy Rachleff, cofundador de Wealthfront, descubrió que la ubicación promedio de un banco de ladrillo y mortero cuesta al cliente medio 200 dólares al año. Los Millennials, conocedores de la tecnología, y el 80% de los clientes que dudan en visitar una sucursal física acaban pagando la elevada factura de una costosa infraestructura que nunca pisan.

En cambio, Wealthfront se centra en las características que los jóvenes profesionales en ascenso realmente utilizan. Deposita directamente en la plataforma de Wealthfront, y ellos pagarán automáticamente tus facturas y desviarán el dinero restante a la cuenta de inversión más valiosa en función de tus objetivos únicos. Clasificarán la prioridad de cada una de tus deudas y determinarán automáticamente cuánto pagar a cada una. Además, ofrecen ventajas como la recogida de pérdidas fiscales y las estrategias de inversión que la mayoría de los bancos reservan para sus clientes que más pagan. 

3. Campanilla

Adiós al ladrillo y al mortero: bancos sólo para móviles como Chime siguen captando clientes desencantados por los modelos bancarios tradicionales. A través de una asociación con Bancorp y Stride Bank, los cohortes sin dinero en efectivo pueden disfrutar de beneficios normalmente reservados a los titulares de cuentas corrientes. Con una valoración de valoración de 14.500 millones de dólaresChime ha pasado de ser un servicio de tarjeta de débito prepagada a un conjunto completo de servicios financieros que atrae a los estadounidenses excluidos por las Cuatro Grandes de la banca.

Este banco sin sucursales ofrece ventajas como la posibilidad de cobrar la nómina dos días antes y estructuras de cuenta que ayudan a los clientes sin recursos a crear crédito. Chime se centra en crear la mejor aplicación móvil, mientras que sus socios bancarios se encargan del trabajo financiero en segundo plano. 

4. Uber

Uber aspira a no ser sólo una fuente de ingresos para su ejército de conductores de viajes compartidos, sino a convertirse en un socio de su éxito. En una asociación de BaaS con Barclays y Green Dot, Uber proporciona herramientas para que los conductores depositen, rastreen, gestionen, trasladen y ganen dinero.

Uber también aprovecha los servicios financieros bancarios para superar muchas barreras de entrada. ¿No tienes acceso a un coche? Uber y otros programas de viajes compartidos pueden ayudarte a alquilar un vehículo para que puedas salir a la carretera en pocos días. Estas herramientas no sólo ayudan a los conductores a hacerse cargo de su futuro financiero, sino que construyen un ecosistema de "servicios fijos" que asegura la relación a largo plazo. 

5. Tarjeta Apple

Similar a Uber, Apple aprovecha las oportunidades de BaaS para congraciar aún más a sus clientes con el ecosistema de Apple. Atrás quedaron los días de la abultada billetera rebosante de recibos y viejas tarjetas de visita: la cartera se está digitalizando y Apple quiere asegurarse de que sus dispositivos insignia, el iPhone y el Apple Watch, lideren el cambio.

Apple se asocia con Goldman Sachs para vincular aún más a las generaciones conocedoras de la tecnología con su querido dispositivo inteligente. La tarjeta de Apple no sólo sirve como tarjeta de crédito para tiendas, sino que potencia la aplicación Wallet con funciones de pago de facturas y herramientas para ayudar a los clientes a establecer hábitos de gasto saludables. Además, Apple añade a su experiencia con la tarjeta un montón de otras funciones del iPhone que los incondicionales adoran: localiza en Mapas la ubicación específica de un comercio y permite aprobar pagos en línea con un rápido escaneo de la cara. 

La banca como servicio ayuda a las marcas tecnológicas a centrarse en lo que mejor saben hacer: ofrecer una experiencia estelar e innovadora al cliente. Pueden centrarse en el diseño de una aplicación móvil de primera línea y rica en funciones, mientras que un banco establecido se encarga del trabajo financiero pesado. 

Solicite una demostración

    Consentimiento a la Política de Privacidad Al marcar esta casilla usted consiente en Declaración de privacidad de ProcessMaker.



    Actualización de la privacidad
    Utilizamos cookies para que las interacciones con nuestro sitio web y servicios sean fáciles y significativas. Las cookies nos ayudan a entender mejor cómo se utiliza nuestro sitio web y adaptar la publicidad en consecuencia.

    Acepta