3 tendencias que aumentan la necesidad de conocer al cliente (KYC)

Larissa Lewis 12 de abril de 2021 Banca

KYC

¿Conoce realmente a su cliente? Para los bancos, el proceso va más allá de tutear al cliente. Las comprobaciones impenetrables de Conozca a su Cliente (KYC) son la base de los esfuerzos de ciberseguridad de un banco, y pueden tener un impacto significativo en sus resultados. 

¿Por qué? Las multas emitidas en virtud de las infracciones contra el blanqueo de capitales (AML) y KYC van en aumento. En 2019, una cuarta parte de los 50 principales bancos del mundo se vieron en la tesitura de recibir fuertes multas. Con las autoridades tomando medidas enérgicas, es más importante que nunca apuntalar las iniciativas de KYC.

Estas son las 3 principales tendencias que impulsan la creciente importancia de la CSC:

1. Aumento de la frecuencia de las violaciones de datos

Conveniencia es el rey cuando se trata de atraer a nuevos clientes, lo que anima a muchos bancos a acelerar la incorporación eliminando los obstáculos internos. Sin embargo, el CSC es un ámbito peligroso para tomar atajos. Los ciberdelincuentes están levantando el ariete en la puerta de los datos, merodeando en busca de información personal como direcciones de correo electrónico, números de teléfono y números de la seguridad social.

Los titulares de las noticias de última hora subrayan continuamente la importancia de un proceso de conocimiento del cliente a prueba de balas. Muchas de las empresas más grandes del mundo están en el punto de mira por las grandes filtraciones, como Facebook, Shell y Target, lo que hace que las instituciones más pequeñas sean aún más vulnerables. Los malos actores son cada vez más industriosos, lo que hace que los bancos tengan que reforzar sus defensas de datos.

2. Los grandes obstáculos reglamentarios

La banca es uno de los sectores más regulados del mundo. En lugar de un alivio muy necesario, los dos últimos años han traído consigo una presión de cumplimiento aún mayor, con multas globales de CSC y ALD de una media de 86,1 millones de dólares. Multas de CSC y ALD con un promedio de 86,1 millones de dólares por infracción en 2019.

Las iniciativas relacionadas con la COVID, como los programas de protección de los cheques de pago y la ampliación de los préstamos de la SBA en Estados Unidos, siguen poniendo a los bancos en el punto de mira de la normativa. Estas oportunidades de obtener fondos lucrativos son un caldo de cultivo para el comportamiento delictivo y aumentan el escrutinio de los organismos reguladores. Las multas aseguradas a los bancos podrían superar los 8.400 millones de dólares sólo este añoy los bancos con controles KYC más relajados pagarán la enorme factura.

3. Controles de identidad centrados en datos obsoletos

Los ciberdelincuentes han despertado un apetito sin precedentes por la información personal identificable (PII), lo que aumenta la necesidad de estrategias de verificación innovadoras. La web oscura está en pleno auge con datos personales como números de la seguridad social, direcciones de correo electrónico, fechas de nacimiento e incluso pasaportes, todo ello a disposición de los malos actores por un precio simbólico. Los expertos también encuentran trofeos de detalles más matizados utilizados para la verificación de la identidad como el nombre de soltera de la madre y los apodos de las mascotas. La disponibilidad de estos datos facilita que los delincuentes se hagan pasar por clientes legítimos, lo que hace mucho más difícil que los bancos confíen en este método obsoleto.

El KYC se está alejando de estos modelos de verificación estática hacia métodos más inimitables como el blockchain y la biometría. Gracias a los avances en la tecnología de los smartphones, las huellas dactilares, los escaneos ópticos y los selfies son la nueva frontera de la verificación de la identidad. Al establecer sus propios registros de clientes durante la incorporación, o al vincularse con una base de datos gubernamental, los bancos pueden combatir a los ciberdelincuentes con métodos de verificación más dinámicos y difíciles de replicar. 

Los bancos no son el único sector que está en el punto de mira: las organizaciones sanitarias, las empresas de viajes compartidos y los lugares de juego en línea requieren controles KYC cada vez más sofisticados. Afortunadamente, con tanto peso detrás de la iniciativa, los avances tecnológicos para evitar a los malos actores están mejorando rápidamente. ¿Está su banco preparado para reforzar los controles KYC para las exigencias digitales del futuro?

    Manténgase al tanto de las noticias y las ideas de ProcessMaker

    Actualización de la privacidad
    Utilizamos cookies para que las interacciones con nuestro sitio web y servicios sean fáciles y significativas. Las cookies nos ayudan a entender mejor cómo se utiliza nuestro sitio web y adaptar la publicidad en consecuencia.

    Acepta